Zara

Tiendas de ropa Zara cerca de ti

Tiendas Zara, vistiendo ideas, tendencias y gustos.

Zara crea experiencias con el nuevo concepto de tiendas



En mayo de 1975 se inauguró la primera tienda Zara en A Coruña. Casi por azar se dispusieron las cuatro letras de un nombre que, veinticinco años más tarde, se extendería por 80 países, ofreciendo moda de mujer, hombre y niño en sus 2.100 tiendas.

Moda viva. Cada cliente, cada tendencia, tienen un sitio en Zara. De Tokio a Buenos Aires, en París o en Nueva York, desde Londres a México. Más de 10.000 modelos diferentes cada año para que cada semana se renueven las colecciones con nuevos artículos. Un numeroso equipo de profesionales del diseño recoge y transforma los gustos y preferencias de nuestros clientes con nuevas propuestas.

Pasión por la moda. Así podría definirse la actitud de las personas que trabajan en las tiendas Zara de todo el mundo. Sea cual sea su idioma, todos comparten el lenguaje universal que transmite una prenda de calidad, un cliente satisfecho o una tienda en la que comprar es una experiencia única.

Si algo diferencia el modelo de negocio de Zara es la integración de todas las fases de creación de valor de la moda, el diseño y tratamiento de los tejidos, la fabricación de prendas y la venta a nuestros clientes. Aproximadamente la mitad de las prendas que compran sus clientes se producen en las fábricas del grupo. El resto se adquiere a proveedores que fabrican los modelos que han sido diseñados por los equipos de creación de la cadena. La rápida capacidad de reacción a los cambiantes gustos de los consumidores define una cadena de suministro que mueve más de 90 millones de prendas al año. El 80% de las mismas son producidas en Europa, siendo España y Portugal los dos países que acumulan mayores volúmenes de fabricación, tanto en número de prendas como en valor.

El convencimiento de que las fronteras no impedirán compartir una misma cultura del vestir es el principio del proceso de expansión en curso que, adaptándose a las peculiaridades de cada país, tiene pautas comunes: emplazamientos privilegiados en las principales ciudades, exquisito cuidado de fachadas, escaparates e interiores.

En las tiendas ZARA el diseño se concibe como un proceso estrechamente ligado al cliente mediante una información constante que llega de nuestras tiendas que captan, procesan y transmiten a un equipo de creación de más de 200 profesionales las inquietudes y demandas del público.

El respaldo de 25 sociedades de fabricación y tecnologías avanzadas, nos permite responder a las exigencias del mercado con más de 11.000 modelos anuales. ZARA sabe marchar al paso de la sociedad, vistiendo aquellas ideas, tendencias y gustos que la propia sociedad ha ido madurando. De ahí su éxito entre personas, culturas y generaciones que, a pesar de sus diferencias, comparten el mismo anhelo de una moda para todos en la que diseñador y cliente caminan al unísono. La atención al cliente también se manifiesta en el cuidado en las tiendas Zara. Se pretende que el público se sienta cómodo, que disfrute de un recinto de calidad y aprecie la ropa que se exhibe. Las tiendas Zara están destinadas a crear una atmósfera especial que les haga sentir al cliente el placer de comprar Moda.

Entre nuestras fábricas y las tiendas, la logística. El principal centro de distribución de Zara se ubica en Arteixo - A Coruña, junto a los servicios centrales de la cadena. Desde allí se envía mercancía varias veces por semana a todas las tiendas. En Europa, flotas de camiones realizan el reparto recorriendo más de 7 millones de kilómetros al año. El envío a las tiendas más lejanas se realiza por avión, minimizando el tiempo que transcurre entre la realización del pedido y la recepción de la mercancía. En el año 2000 se transportaron más de 9 millones de kilos de prendas por vía aérea.

Ya en las tiendas Zara, nuestros clientes se encuentran con el resultado del esfuerzo de miles de profesionales empeñados en ofrecerles las últimas tendencias, los mejores tejidos y la calidad propia de una cadena de moda internacional. Sus reacciones serán de nuevo el impulso que ponga en marcha el proceso de creación de nuevas prendas.

Su evolución paralela a las tendencias en moda también está impresa en el estilo de sus tiendas, diseñadas para transmitir libertad y sobria comodidad para el cliente. Como parte de esta búsqueda constante de lo más innovador en moda, en 2008 Zara estrenó su nueva página web (www.zara.com), con un look renovado y acorde con las inquietudes de información sobre moda de sus usuarios sin renunciar a elementos complementarios como música o movimiento. Uno de los elementos más característicos de la nueva web de la marca es su versatilidad para presentar las últimas propuestas de la cadena, permitiendo trasladar a Internet la rotación de moda que ofrece Zara en sus tiendas.

La variable medioambiental ha tenido una presencia especialmente destacada en Zara durante el ejercicio. La cadena ha dado un impulso a su colección de moda de algodón orgánico, que comenzó a comercializarse en 2006, con la ampliación del rango de productos. Dada la acogida por parte de los clientes, desde 2008 la oferta de algodón orgánico se ha extendido a pantalones vaqueros, varias líneas de camisetas para caballero, prendas para bebés y niños y complementos, disponibles en todas las tiendas. Pero, sin duda, el principal hito medioambiental de Zara en 2008 ha sido la apertura de una tienda ecoeficiente, situada en la calle Korai de Atenas (Grecia). Este establecimiento, concebido y desarrollado por los equipos internos de Inditex en colaboración con varias universidades españolas, busca reducir en un 30% el consumo de energía medio de una tienda Zara y es el referente para los próximos establecimientos de la cadena.

Desde 2008, Zara está presente en cuatro nuevos países: Montenegro, Ucrania, Honduras y Corea del Sur, y mantiene su política de aperturas de tiendas emblemáticas, como la tienda de Zara Korai, que, además de por sus características ecoeficientes, destaca por estar emplazada en un edificio histórico del centro de Atenas en el que el estudio de arquitectura de la cadena ha realizado una importante labor de conservación y rehabilitación. Otra de las aperturas más emblemáticas durante el año ha tenido lugar en San Petersburgo (Rusia), en Mertens House, uno de los edificios más impresionantes de la comercial Avenida Nevsky. También son relevantes las nuevas tiendas en la Quinta Avenida de Nueva York (Estados Unidos); la del M Plaza de Myungdong, en Seúl (Corea del Sur); y la tienda 4.000 del Grupo Inditex, en el corazón del distrito de Ginza, en Tokio (Japón).